Personal

First Look

Como bien sabéis, entre otros quehaceres, en PARAÍSOSARTIFICIALES hacemos básicamente fotografía de bodas en Cádiz, Madrid o allí dónde nos llamen. Para algunos somos artísticos, para otros diferentes, para los más atrevidos somos incluso documentalistas aunque, para la mayoría, somos simplemente Javi y Esther. En realidad no somos nada en particular. Simplemente intentamos ilusionarnos todos los días, como todo el mundo. Este año, por eso de que casi que lo vamos buscando, hemos hecho varias cosas por primera vez. Una de ellas ha sido el ‘First Look’ que, básicamente, es el hecho bastante extendido fuera de España de que los novios se vean justo antes de casarse. Es pura adrenalina contenida, intensa y sincera. Y ahora, dejad ya el ordenador o sea lo que sea lo que tengáis entre las manos e id a darle un abrazo a alguien que esté cerca. Con un poco de suerte, cambiaremos el mundo. Suena divertido. ¿No?

/ Sin comentarios

First Look

Como bien sabéis, entre otros quehaceres, en PARAÍSOSARTIFICIALES hacemos básicamente fotografía de bodas en Cádiz, Madrid o allí dónde nos llamen. Para algunos somos artísticos, para otros diferentes, para los más atrevidos somos incluso documentalistas aunque, para la mayoría, somos simplemente Javi y Esther. En realidad no somos nada en particular. Simplemente intentamos ilusionarnos todos los días, como todo el mundo. Este año, por eso de que casi que lo vamos buscando, hemos hecho varias cosas por primera vez. Una de ellas ha sido el ‘First Look’ que, básicamente, es el hecho bastante extendido fuera de España de que los novios se vean justo antes de casarse. Es pura adrenalina contenida, intensa y sincera. Y ahora, dejad ya el ordenador o sea lo que sea lo que tengáis entre las manos e id a darle un abrazo a alguien que esté cerca. Con un poco de suerte, cambiaremos el mundo. Suena divertido. ¿No?

/ Sin comentarios

El 2013 nos trajo el 2014

Entre las dudas y las confusiones, lo hermoso y lo divino, la luz y la sombra, lo único seguro es que el 2013 nos lleva de cabeza al 2014. Es por eso que hoy os queremos desear vitalidad, ilusión y guerra, para que sigáis buscando el momento perfecto para hacer las cosas que más os gustan, comiendo entre horas y practicando el mejor deporte que existe. La vida. En este mundo existen personas altas, bajas, guapas, feas, serenas y pizpiretas, y todos ellos tienen una cosa en común. Para bien y para mal, de lunes a domingo, 24 horas al día, pueden vacilar de que, inevitablemente, están viviendo. Así que no nos despistemos, familia. Y a soñar despiertos. Todo el rato. Sin espera. Sin límites. Sin compasión. ¡Carpe Diem!

/ Sin comentarios

El 2013 nos trajo el 2014

Entre las dudas y las confusiones, lo hermoso y lo divino, la luz y la sombra, lo único seguro es que el 2013 nos lleva de cabeza al 2014. Es por eso que hoy os queremos desear vitalidad, ilusión y guerra, para que sigáis buscando el momento perfecto para hacer las cosas que más os gustan, comiendo entre horas y practicando el mejor deporte que existe. La vida. En este mundo existen personas altas, bajas, guapas, feas, serenas y pizpiretas, y todos ellos tienen una cosa en común. Para bien y para mal, de lunes a domingo, 24 horas al día, pueden vacilar de que, inevitablemente, están viviendo. Así que no nos despistemos, familia. Y a soñar despiertos. Todo el rato. Sin espera. Sin límites. Sin compasión. ¡Carpe Diem!

/ Sin comentarios

LA FAMILIA DE BRUCE LEE

La familia es lo más importante para Bruce Lee y los suyos. Kori, Sabah, Freikin y Said forman un equipo. Y eso se siente en esta gran historia que contamos desde la cercanía y el amor. No siempre lo profundo y lo claro se consigue a través de un discurso rotundo. Una familia unida y feliz puede resumirse a través de unas palabras llenas de simpatía, inocencia y desenfado. Cada vez tenemos más claro que queremos seguir contando historias diferentes. Historias contemporáneas y personales. Gracias a esta enorme familia por permitirnos ser parte de ellos. Y a Bruce Lee, que es pura ternura bajo esa esencia impulsiva y juguetona. Se portó como un verdadero campeón. Gracias Bruce. Fotografía de bodas en Cádiz. Carpe Diem.

/ 16 comentarios

LA FAMILIA DE BRUCE LEE

La familia es lo más importante para Bruce Lee y los suyos. Kori, Sabah, Freikin y Said forman un equipo. Y eso se siente en esta gran historia que contamos desde la cercanía y el amor. No siempre lo profundo y lo claro se consigue a través de un discurso rotundo. Una familia unida y feliz puede resumirse a través de unas palabras llenas de simpatía, inocencia y desenfado. Cada vez tenemos más claro que queremos seguir contando historias diferentes. Historias contemporáneas y personales. Gracias a esta enorme familia por permitirnos ser parte de ellos. Y a Bruce Lee, que es pura ternura bajo esa esencia impulsiva y juguetona. Se portó como un verdadero campeón. Gracias Bruce. Fotografía de bodas en Cádiz. Carpe Diem.

/ 16 comentarios

Identidad

Podemos pasar años hasta encontrar una respuesta. Una identidad. Quizá una que nos diga que queremos, de verdad, ser fotógrafos de boda. Quizá en Cádiz. Probablemente en Madrid, que es una ciudad que nos aporta libertad y aventura. Vivimos miles de instantes, nos tropezamos con personas maravillosas y despreciables, respiramos intensamente y siempre pensamos en historias que cuenten todo lo que llevamos dentro. Es difícil sentirse satisfecho. Sentir que debes ser invisible para ser respetado, o todo lo contrario. En esta parte del Universo conocido estamos viviendo un periodo de inflexión entre lo que hemos sido y lo que, definitivamente, queremos ser. Espero que cuando demos con la respuesta, esa que podemos llevar años esperando, nos alcance de lleno. Porque vamos por el camino correcto, aunque esté plagado de máscaras y adoquines. Sin dudas. Sin límites. Para seguir haciendo lo que hacemos con la seguridad de que lo que hacemos es el camino más corto hacia la felicidad. Hasta entonces. Sean libres. Sean felices. Es una orden.

/ 11 comentarios

Identidad

Podemos pasar años hasta encontrar una respuesta. Una identidad. Quizá una que nos diga que queremos, de verdad, ser fotógrafos de boda. Quizá en Cádiz. Probablemente en Madrid, que es una ciudad que nos aporta libertad y aventura. Vivimos miles de instantes, nos tropezamos con personas maravillosas y despreciables, respiramos intensamente y siempre pensamos en historias que cuenten todo lo que llevamos dentro. Es difícil sentirse satisfecho. Sentir que debes ser invisible para ser respetado, o todo lo contrario. En esta parte del Universo conocido estamos viviendo un periodo de inflexión entre lo que hemos sido y lo que, definitivamente, queremos ser. Espero que cuando demos con la respuesta, esa que podemos llevar años esperando, nos alcance de lleno. Porque vamos por el camino correcto, aunque esté plagado de máscaras y adoquines. Sin dudas. Sin límites. Para seguir haciendo lo que hacemos con la seguridad de que lo que hacemos es el camino más corto hacia la felicidad. Hasta entonces. Sean libres. Sean felices. Es una orden.

/ 11 comentarios

Feliz Verano

El verano incita a insinuar la belleza de las formas. Nos encanta el verano. Soportamos mejor el calor que el frío, preferimos el sol a cualquier otra cosa que se nos proponga. La fotografía de bodas es verano. Y aunque el calor obligue muchas veces a elegir otro tipo de fechas, la esencia común de todas ellas es la calidez de cada instante, y la eternidad de una luz que los fotógrafos siempre nos esforzamos por encontrar. En ese camino estamos. A disfrutar del verano. Es una orden.

/ Un comentario

Feliz Verano

El verano incita a insinuar la belleza de las formas. Nos encanta el verano. Soportamos mejor el calor que el frío, preferimos el sol a cualquier otra cosa que se nos proponga. La fotografía de bodas es verano. Y aunque el calor obligue muchas veces a elegir otro tipo de fechas, la esencia común de todas ellas es la calidez de cada instante, y la eternidad de una luz que los fotógrafos siempre nos esforzamos por encontrar. En ese camino estamos. A disfrutar del verano. Es una orden.

/ Un comentario

Años50

Hace poco Esther me comentó sus ganas de hacer una sesión de fotos con su grupo de amigas. Cualquier momento es el perfecto para reivindicar dos de nuestras mayores aficiones. La amistad y la fotografía. Los años 50, añadió Esther, es la época perdida de los españoles. Por eso quizá nos atrae tanto ésta década y toda su iconografía. El resto os lo podéis imaginar a través de una serie de imágenes hechas desde la mayor de las complicidades. Porque desde hoy y para siempre todas estas chicas serán mis chicas, y los años 50 serán la excusa perfecta para recordar que el futuro es un barco que nos pertenece.

/ 21 comentarios

Años50

Hace poco Esther me comentó sus ganas de hacer una sesión de fotos con su grupo de amigas. Cualquier momento es el perfecto para reivindicar dos de nuestras mayores aficiones. La amistad y la fotografía. Los años 50, añadió Esther, es la época perdida de los españoles. Por eso quizá nos atrae tanto ésta década y toda su iconografía. El resto os lo podéis imaginar a través de una serie de imágenes hechas desde la mayor de las complicidades. Porque desde hoy y para siempre todas estas chicas serán mis chicas, y los años 50 serán la excusa perfecta para recordar que el futuro es un barco que nos pertenece.

/ 21 comentarios

Mon Petit Paris

Reportaje de fotografía de viajes donde Esther consiguió atrapar la esencia de un Paris romántico y eterno. Un Paris donde acudimos atrapados por la fotografía de bodas, y salimos conmovidos por recuerdos impagables. Sin facturar. Una bolsa de mano. Una cámara. Cada disparo. Cada captura. Tiene un nombre. Y yo, que soy una mezcla de todos vosotros, intento traer cada recuerdo a su dueño. A quien pertenece. Miro. Lo atrapo. Y ya es tuyo. Vuestro. Y grito una frase robada que, a veces, alguien me susurra al oído. Este instante es para siempre. Disfrútalo. Contigo. Sin ti. Contigo. Sin ti. Contigo. Sin ti. Contigo.

/ 2 comentarios

Mon Petit Paris

Reportaje de fotografía de viajes donde Esther consiguió atrapar la esencia de un Paris romántico y eterno. Un Paris donde acudimos atrapados por la fotografía de bodas, y salimos conmovidos por recuerdos impagables. Sin facturar. Una bolsa de mano. Una cámara. Cada disparo. Cada captura. Tiene un nombre. Y yo, que soy una mezcla de todos vosotros, intento traer cada recuerdo a su dueño. A quien pertenece. Miro. Lo atrapo. Y ya es tuyo. Vuestro. Y grito una frase robada que, a veces, alguien me susurra al oído. Este instante es para siempre. Disfrútalo. Contigo. Sin ti. Contigo. Sin ti. Contigo. Sin ti. Contigo.

/ 2 comentarios